Entradas

Mostrando entradas de 2008

Placeres cotidianos

Imagen
Placeres Cotidianos es un libro de microficción publicado por la editorial "Perro Pila", de Jujuy. Quiero compartir el manifiesto de la editorial:
GRRRRRRR!
El perro pila es subterráneo, rabioso y urbano. Es, además, el nombre de nuestra editorial que busca ladrar en la siesta de Jujuy.
¿Qué línea tiene?, pregunta alguien. Ninguna, contestamos. Perro pila tiene una antilínea, o mejor: odia la poesía conformista / pegajosa / romántica / familiar que se repite entre los psicodálicos cerros que nos tocaron en suerte.
Este can calvo, oriundo de los bajos del puente Lavalle, escarba bajo la basura de la sociedad. Nunca encuentra nada que calme su hambre ancestral. Además, por el hecho de vivir en una ciudad de frontera donde pasan pocas cosas interesantes (y sí muchas cosas raras), la monotonía resultante lo obliga a hacer algo; por eso estas líneas que no son más que la marca de un territorio libre de compromisos altisonantes y búsquedas lucrativas.
EL PERRO PILA RESPIRA HONDO CUAND…

2º Congreso Colegial del Niño. Colegio “Santa Bárbara”. Jujuy.

Imagen
Cuando era así de chiquita, mi mamá me regaló un libro, chiquito como era yo. Chiquito y de tapas rojas, con dibujos que no estaban pintados y se relacionaban con lo que podía descifrar en esas palabras que a veces me resultaban muy difíciles. Pero nunca quería abandonar ese mundo para ir a buscar en el diccionario el significado de aquello que no entendía. Salir de ese mundo era como desinflar un globo ¿alguna vez lo hicieron?
Desilusiona. Sí, da risa. Pero también da mucha pena.
Yo no quería dejar de leer pero no podía entender por qué.
Mis primos y mis hermanos jugaban en el jardín, corrían y jugaban como si fueran felices; mientras yo me viajaba por mundos imaginarios que recreaba gracias a la magia de las palabras. Siempre me fascinó el poder que tienen las palabras. ¿Cómo hacían esas personas para hacer magia con las palabras? Yo quería ser como esos escritores que me permitían ingresar en mundos diferentes al mío. En ellos, podía ser pirata, bandido, capitán de barco, bailarina,…

si

Imagen
Si el médico no hubiera tenido el aniversario de sus padres y una pelea con su esposa antes de operar a mi marido, seguramente yo no sería viuda.
Si no me hubiera puesto ese vestido rojo con esos zapatos, hubiera pasado desapercibida para su mirada. Y ahora no estaría enferma de celos.
Si me hubiera quedado en casa tejiendo y viendo televisión, no habría atropellado y matado a esa linda familia.
Si la muerte hubiera respetado las vacaciones, nosotros seguiríamos vivos.

Si no existe. No hay borradores, ni vuelta a intentar.
Imagen
Hijas del desamparo

Miren a la cámara, como si ella pudiera salvarlas del desamparo, sacándoles el alma



Socorro
Su pequeña y traviesa hija tiene un hermoso nombre pero cada vez que la nombra, vienen los bomberos, o los vecinos llaman a la policía.

Letras en Jujuy

Imagen
olor a agosto
el incienso acaramelado en las calles
la mama tierra celebrada
en todas las casas

esta noche
tajaditas
de luz
: la pachamama
viene a comer con nosotros






río blanco

1

la virgencita
le sangraba
en las rodillas
a la penitente

2

luz
aire
verde
el miedo
los perros

ella le daba
vida
a ese mundo

3

ni río
ni blanco
ni pecado

: mi madre






lo que duele es esta
desnudez
puesta a la intemperie

ese grito sin voz

hoy me duele
yala en los pies



Parricidio

Imagen
Siempre me declaré más proclive al incesto que al parricidio. Prefiero acostarme con los padres que matarlos. Prefiero la convivencia a la ausencia (perdón por la cacofonía). Aborrezco a quienes salen de cacería de padres. Prefiero un aquelarre a una masacre.
Sin embargo, me he retirado.
No me caso con nadie. Abandoné a los padres en su cama y me encerré en una biblioteca. Prefiero la quietud de mi hogar a la incomodidad de una sexualidad paupérrima seguida de disculpas o lamentaciones.
Los padres envejecen demasiado rápido.

Postales que nunca fueron enviadas

Imagen
i. m. Anyu

Mi abuela murió con el deseo de visitar aquellos lugares que la vieron crecer- nos enteramos después de su muerte, cuando desocupamos su casa para venderla. En el cajón de su mesita de luz, un montón de fotos y postales que nunca fueron enviadas, escritas y con destinatarios; amarillas, despintadas, sin fecha. Todas recrean su lugar de infancia, Miskolc. Su patria, sin embargo –ella se cansó de repetirlo-, siempre fue ésta, donde nacieron sus hijos, sus nietas y la pena por el regreso.












Ildiko Nassr. Publicado en “El límite de la palabra Antología del microrrelato argentino contemporáneo”. Edición de Laura Pollastri. Ed. Menos Cuarto. Palencia. España. 2007.

Del Libro de Oro SADE Jujuy

Imagen
La ciudad se le mete por debajo de la piel
y le extirpa corazones al ser.
Inmutables, la mirada y el tacto
son los perpetuos buscadores.
Los dedos gritan y la boca palpa

Se ha despojado de toda humanidad
esta sangre caliente de animal en celo,
esta grieta en el alma,
este desnudarse sin encontrar el cuerpo,
esta necesidad de ser en carne de hipócrita

La ciudad se le mete por debajo de la piel
y parece demasiado tarde
: las vísceras se le hicieron cemento
asfalto y desolación

La ciudad debajo de la piel
y esta maldita sin sentir



SALIDA

La mujer en mí se viste de loba y sale al mundo a mendigar un cazador.





AMBICIÓN

Ponerle nombre a Dios.




OTRA

Salir de mi vida y entrar en la de esa otra habitante de mi cuerpo.





EL GIGANTE INFELIZ

La felicidad está en las pequeñas cosas, pero él sólo tiene grandes cosas.




CONSERVA

La cabeza de la mujer flota en la gelatina que él preparó para conservarla.
Daniel está recién aprendiendo a cocinar y ella le brinda toda su ayuda.

De mis apuntes

~
“A mí no me gusta nada decir discursos”
~
Voy a hablar sobre algunos descubrimientos personales sobre mi actividad como escritora.
~
Nadie va a ser escritor si primero no es un lector apasionado.
~
Si no ama leer, no va a ser escritor.
~
La lectura no debe ser un hábito. Nadie lee por hábito. La lectura debe ser un vicio.
~
Leer es descubrir un mundo para salir de la realidad.
~
Lo común es que se comience escribiendo versos. Un chico de diez años puede escribir poesía digna.
~
La narración requiere oficio y experiencia.
~
Hay algo de la poesía que está cerca de la infancia.
~
No hay milagros: uno escribe lo que lee.
~
En este tipo de trabajo, uno depende de una manera patética de lo que opinan los demás.
~
Dependemos del estímulo y del aplauso.
~
Lo difícil es escribir sin leer.
~
Quien no conoce la tradición está condenado a repetirla.
~
El deseo y el sentido de escribir es ser leído.
~
Hay que saber descartar para poder elegir. Y tener autocrítica para saber cuándo a uno le sale algo bien o no.
~
A lo largo…

Presentación de Ana María Shua en Jujuy

El camino de la escritura

Existen innumerables preguntas acerca del proceso creativo de la escritura. Escribir es resolver problemas. ¿Y quién mejor que una escritora multifacética que se ha enfrentado a los desafíos de todos los géneros literarios para ayudarnos a responder algunas? Ana María Shua es voz autorizada para abordar la problemática escrituraria desde todos los aspectos o puntos de vista: su obra la condena.
Cuatro novelas. Cuatro libros de cuentos. Cuatro, de microficción. Dos de poesía. Dos de humor. Doce antologías (que incluyen recopilaciones de cuentos populares y un libro que celebra el ser mujer a través de la historia del odio/miedo a la mujer en la literatura popular: “Cabras, mujeres y mulas”). Cuatro guiones (entre ellos, el guión cinematográfico de “Dónde estás amor de mi vida, que no te puedo encontrar”, que recibió varios premios y reconocimientos internacionales). Más de cuarenta libros infantiles-juveniles. Colaboraciones en muy diversas publicaciones period…

Poesía joven del Noroeste Argentino

ESA MUJER

Esa mujer tiene atrapado un tango
entre las piernas
y cuando las abre
la música se filtra por los poros.
No puedo evitar,
entonces,
bailar sobre ella.

Esa mujer tiene la nostalgia
de los tangos domingueros
escuchados a la orilla
del brasero y de la cruz de ceniza
(para ahuyentar la lluvia
y atraer la melancolía)

Esa mujer me baila
por todo el cuerpo
cuando la lluvia

Ella baila a la intemperie
y se deja penetrar por la lluvia

yo soy la lluvia



LA FOTÓGRAFA

para Florencia Rivero

Ella ve colores
adentro de las sombras

Ella ve cuerpos
donde sólo hay carne

tatúa con sus ojos
las luces

osa detener el tiempo
apropiarse de mis pechos
mi sangre
mi hija

Ella ve la escritura
la poesía
donde sólo estoy yo



LA OTRA

ella se nutre de mí
y quiere sacarme

me devora
de a partes

me parte
me desdibuja
me hace ondas en el agua
ella me usurpa
el lugar de mi cuerpo
y no tengo adónde ir


VIENTO ANIMAL
para Nélida Cañas

I

se desprende del silencio
y corre corre corre corre
hasta volar
hace el amor con el huracán
viento furioso sediento de paz
viento…

cazadores

Su intención era cazar para la cena. Regados con vino, atraparon una corzuela. Carnosa y mansa. Frágil, dúctil ante los trazos del cuchillo. Sabrosa.
-Esto es lo más rico que comí en mi vida.- comentó uno.
-Brindo por eso- celebró otro.
El fuego alcanzó para medio cuerpo. La otra mitad cabía en la conservadora.
La fiesta se desmadró hasta el día siguiente. El monte no era divertido de día y emprendieron el regreso. En el camino, los detuvo una cuadrilla de “Control de caza y pesca”. Pura rutina. Revisaron todo, como siempre. Nada raro encontrarían. Entre bromas, bajaron todo de la camioneta.
Medio cuerpo de mujer descansaba en la heladera de los cazadores.

Verano Intenso - Susana Quiroga

Verano Intenso. Susana Quiroga. Ed. Apóstrofe. San Salvador de Jujuy. Nov. 2006. 67 páginas.

Raro es encontrarse con un libro hermoso que llegue a colmar todo el sentido de esta palabra. Raro, como este Verano Intenso de Susana Quiroga. En realidad, éste no es un libro, es, más bien, un álbum, un objeto para acallar el dolor de la pérdida del ser amado. Un hermoso objeto hecho con la ayuda y sostén de los hombres de la familia: Gonzalo, su hijo menor es autor de la fotografía de la poeta; Fernando, Nicolás y Pablito, sus nietos, son los ilustradores y acreedores de la hermosa dedicatoria que nos permite sumergirnos en el libro: a mis nietitos (...) cauce de esperanza. Y, por último, acaso en primer lugar, Jorge, su esposo, el amor, el destinatario de esta poesía, de este álbum, que se duele ante su pérdida.

¿Por qué no se cura el abuelo?
Yo no quiero que se vaya al cielo...

Ante el dolor, irremediable dolor, dar la voz a los chicos. Los chicos pueden decir las cosas más bellas, más…

Elogio de lo pequeño

Existe en mí una fascinación por lo pequeño: las libélulas, mi hijita recién nacida, sus manitos, sus pies perfectos; los guantes de mi abuela, las cajitas, la caligrafía japonesa, los anotadores minúsculos, los lápices, las pestañas que caen en la piletita del baño, los vasos de licor, las tazas de café, las cucharillas de plata...


Escribo microficción para asirme a estos objetos y a pequeños momentos. Reales o ficcionales.



Los escritores de microficción concuerdan en esto: escribir es animarse a ser niños, a jugar con el poder mágico de las palabras y construir con ellas encantadoras invitaciones a los lectores.


Los teóricos concuerdan en el término microficción para uso general. Este término tiene la flexibilidad suficiente para arropar formas de lo muy breve escrito en prosa (y en verso). La microficción tiene en sí una cierta familiaridad con el gesto poético.


La microficción recupera la memoria colectiva de la humanidad.


Brevedad como fragmentación. Fragmentación, el mal de nuest…

los hombres ante un escote

Los hombres se abatatan frente a un escote.
Se convierten en baba escurridiza,
se transforman en lobos sedientos.
Los hombres, ante un escote, se marean,
deben tomar aliento para poder seguir
llenar los pulmones de aire fresco
no sucumbir ante la tentación
de naufragar en el mar formado entre los senos
de una mujer que ofrece su alimento
a los hombres que, ante un escote,
se vuelven niños
de pecho