Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2009

Sabores

Imagen
He probado la carne humana. Es lo más delicioso. Un sabor ancestral inundó mi ser y aluciné con toda la historia de la humanidad en ese trozo de carne de mujer.
Desde entonces, vivo obsesionado con ese sabor y las sensaciones que provoca.
Lamentablemente, pocas mujeres se adentran en la sabana.
Y la carne de hombre sabe a corrupción.

Rutina

Abrir la puerta. Entrar. Prender la luz. Bajar las persianas. Sacarse la ropa, los pudores, uno a uno. Tocarse el cuerpo, darle forma con las manos. Meterse en la cama. Apagar la luz. Dormir. Ser otro.
No soñar. Dejarse soñar.

(de "4voces de la microficción argentina 1)

4 voces del microrrelato argentino

Imagen
/>

He dejado para el final a la más joven del cuarteto para indicar que la microficción es un género que se está haciendo como nueva forma textual y que se continuará haciendo después de la última página de este libro. Las primeras personas que me hablaron (casi simultáneamente) de Ildiko Valeria Nassr fueron el Dr. David Lagmanovich y la escritora Liliana Heder. Con semejantes referentes mis expectativas eran tan altas que era muy probable que Ildiko me decepcionara. No fue así. Sus microficciones tienen una potencia inusitada, la frescura que hace olvidar cualquier imperfección y una coherencia interna que las liga secretamente para componer un mundo singular no precisamente bucólico (como prejuiciosa e ingenuamente podría esperarse de una joven jujeña), sino de una oscura complejidad. Se trata de una escritora a la que no se le pueden imaginar límites: si hay algo que le falta, es lo que se puede aprender.
… El lector decidirá si lo confirma o lo disiente.
Raúl Brasca
(del prólo…

hijos

Mis hijos salen casi de noche de la escuela. Es peligroso. Son pequeños y aquí oscurece tan temprano. Los padres hemos formado cuadrillas para buscarlos y repartirlos en sus casas.
Ya ubicados en el hogar, les damos la cena, conversamos un poco y los mandamos a la cama.
Como todos los niños se parecen, muchas veces no me doy cuenta de que siempre son niños distintos los que viven conmigo.



publicado en http://nalocos.blogspot.com/search/label/Microrrelatos