los hombres ante un escote

Los hombres se abatatan frente a un escote.
Se convierten en baba escurridiza,
se transforman en lobos sedientos.
Los hombres, ante un escote, se marean,
deben tomar aliento para poder seguir
llenar los pulmones de aire fresco
no sucumbir ante la tentación
de naufragar en el mar formado entre los senos
de una mujer que ofrece su alimento
a los hombres que, ante un escote,
se vuelven niños
de pecho

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Ildiko tu poesía tiene eso de libertad que todo buen poema debe tener.
Anónimo ha dicho que…
opino como tu! muy buen blog

scholarships for moms
Susana Quiroga ha dicho que…
Sí, Ildiko,
la mirada ante un escote, sucumbe, se pierde en las ondulaciones. ¿Dónde va a parar?
Susana Quiroga ha dicho que…
Sí, Ildiko,
la mirada ante un escote, sucumbe, se pierde en las ondulaciones.

¿Dónde va a parar?

Entradas populares de este blog

Poesía joven del Noroeste Argentino

Las preguntas