pequeño homenaje al poeta Néstor Groppa

Néstor Groppa (1928-2011)

La última vez que ves a alguien y no sabés que va a ser la última vez. Pasábamos por su casa, caminando con mi madre y mi hija, nos invitó a pasar y nos ofreció algunas de las cosas que más nos gustaban: chocolates y poesía.
Ahora quisiera retener ese momento. Pero sus poemas y sus notas me rondan. No sé por qué pienso en un poema de Borges. Pienso que la poesía es infinita que el mejor homenaje para nuestro querido Néstor Groppa (para algunos, Leandro Álvarez) es leer su literatura y celebrar que desde una de las esquinas cercanas a la Terminal de ómnibus miró a los vendedores ambulantes, con sus mercancías, sus colores, sus gestos.
Desde las largas caminatas miró y escribió sobre los árboles y flores de este Jujuy del que se enamoró hacía más de cincuenta años. Se quedó aquí e hizo una vida de palomares, libros y generosidad.
Claro que hablar de él es remitirse a todo lo que nos deja: poemas, notas, crónicas, charlas, libros, fotografías, revistas, una página literaria, un sello editorial. Pero es también hablar de risas, poesía, chocolates, familia, libros, amigos, pintura.
Sombras, sillas vacías, la eternidad y lo cotidiano, el tiempo, algunos –poquísimos- nombres, estrellas, calles, pájaros, eucalares, lapachos en flor. Un mundo que es propio y es ajeno. Un mundo de palabras que, hoy, se colma de silencio y dolor.
Desde una de las estrellas con nombre de calle nos estará mirando, estará mirando a Jujuy, que se queda desolado y sin saber responder qué cosa es la poesía.
Mala suerte, quedarse así.

Jorge Accame, O. Augusto Berengan, Néstor Groppa, Jorge Albarracín, Ildiko Nassr

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
hermoso homenaje al gran maestro de la literatura de Jujuy

Entradas populares de este blog

Poesía joven del Noroeste Argentino

Las preguntas

Antología Federal de Poesía - Región Noroeste CFI