memoria


para Marcelo Ahumada

Perder la memoria para olvidar esos cuerpos que pasaron por nuestros cuerpos, ésos que nos dieron forma y ahora son ladrones de banco, atropellados por ostentosos aparatos que circulan por las calles, como si ellos también fueran dueños del mundo. Perder la memoria para cambiar el pasado que no es más que una larga, eterna equivocación.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Poesía joven del Noroeste Argentino

Las preguntas